El Renglón

¡Te ayudamos a hacer la tarea!

¿Que son las actividades económicas?

El hombre satisface necesidades básicas a través de su relación con el medio. De él se vale para alimentarse, vestirse, moverse. Pero tenemos que diferenciar qué actividades realiza para obtener los productos que consume.
En este hecho se puede definir una actividad en la cual participan varios elementos: el espacio o medio ambiente, el hombre como motor de la actividad y el capital o dinero que utiliza en tal fin. En esta relación íntima se desarrollan las actividades económicas y la geografía económica se dedica a estudiar cuáles son las causas y las consecuencias de dichas actividades como así la distribución espacial en la superficie terrestre.
Evidentemente se sirve de otras ciencias para trabajar como la Economía, y todo su campo de acción, de la estadística, de la demografía, de la distribución de los recursos naturales y de la tecnología. El campo o ámbito en el que trabaja esta geografía es el proceso económico en el cual se distinguen los pasos que se identifican con las divisiones de la misma:
geografía de la producción, de la circulación y del consumo.
Estos son tan dinámicos en su localización como lo es la vida del hombre en el planeta ya que existen hechos o actos económicos que muestran la faceta humana en lo productor-consumidor.
Como clasificación de actividades económicas tomaremos la siguiente: primero hablaremos de las actividades primarias, de las cuales se obtienen las materias primas las que pueden consumirse directamente o bien se procesan para ello. En este rango incluiremos a las que, según el Ingeniero Isidro Carlevari (en su obra Compendio de Geografía Argentina, cap 2, pág. 29) son reproductivas como las plantas (agricultura) y animales (ganadería), y a las extractivas (minería, explotación forestal, caza y pesca). En cuanto a la agricultura debemos aclarar que como no todos los productos son iguales se los clasifica según las variedades y los requerimientos de los cuales depende el sistema de cultivo, fertilizantes, riego y maquinarias. Así se clasifican en cereales o gramíneas, como el arroz, el trigo, el maíz, el sorgo, la cebada, la avena y el centeno; las oleaginosas, que producen aceites, son el girasol, la soja, el algodón, el maní, el olivo, el sésamo, el lino y el tung. Las textiles, de las cuales se extrae fibras para hilar, son el algodón, el lino, el cáñamo, el yute, el ramio y las fibras de origen animal como la seda y la lana de varios animales como la oveja, cabra, vicuña, llama y alpaca. Otros grupos son las plantas estimulantes (café, té, yerba mate, tabaco), frutas y hortalizas, las plantas sacaríferas (caña de azúcar y remolacha).

En la cría de animales o ganadería se distinguen varios tipos de animales y además se puede recurrir a la clasificación por productos obtenidos. El ganado vacuno, el ovino, el equino, el porcino, el caprino, el asnal y el mular. También se incluyen en esta clasificación a la avicultura (cría de aves de corral), la apicultura (cría de abejas) y la cunicultura (cría de conejos), de los cuales se obtienen varios productos.
En cuanto a las extractivas, la minería ocupa un lugar destacado por la variedad de productos que se obtienen. Se pueden clasificar en: minerales metalíferos ferrosos (hierro y los que se le alean como el tungsteno, manganeso, cromo, molibdeno y vanadio), y los metalíferos no ferrosos (cobre, níquel, cinc, estaño, plomo, aluminio, uranio, berilio, titanio y magnesio). Dentro de ellos se incluyen los preciosos como oro, platino, plata.
Los no metalíferos se dividen en combustibles (carbón, petróleo, gas natural), rocas de aplicación (arenas, calizas, mármoles, granitos, yeso y arcillas), y
otros minerales utilizados para varias industrias como sales, rocas aislantes y azufre. Otra extractiva es la pesca, considerada comercial y deportiva, y que también se distingue si se realiza en aguas dulces (interior) o en aguas marinas (costera o de altura).
Como consecuencia de ello, también se distinguen especies de aguas frías-templadas como bacalao, merluza, abadejo, arenque, lenguado, crustáceos y mariscos, por ser las más explotadas. Dentro de las especies de aguas cálidas encontramos esponjas y ostras perlíferas. Otro rango adquiere en esta actividad la caza marina, sobre todo de cetáceos (ballena) para extraer su carne, aceite y su osamenta para obtener distintos productos.
La caza terrestre, en general, es considerada como deportiva pero también adquiere matices económicos porque se obtienen pieles, cueros, cebos y fertilizantes. Esta actividad es cada vez más controlada debido a los desbordes y desmanes que causó la codicia humana, generando la extinción de varias especies. En cuanto a la explotación forestal se realiza en varios ámbitos forestales, como bosques y selvas, de los cuales se obtienen diferentes productos: maderas duras para muebles, maderas blandas para pasta celulósica, esencias, tinturas, fibras, resinas para pinturas y barnices, frutos y hasta la savia de muchas especies para sustancias medicinales y el caucho natural.
Hagamos referencia ahora, al segundo gran grupo de actividades económicas que significa la transformación de esos elementos que ya hemos visto.
Son denominadas secundarias o industrias, que dentro de ellas implican varios procesos.
Las más simples son las industrias de conservación que abarcan los frigoríficos, la pasteurización, la desecación de frutas. La conservación sirve para hacer durar más el producto hasta su consumo directo. Luego están las manufactureras en las que, mediante la ejecución de distintos procesos, se logran productos terminados, listos para consumir (bebidas, harinas, lácteos, combustibles) o bien materias primas para fabricar otros productos (hilos para tejer, sustancias químicas, curtido de cueros, acero, harina para panificar). En un grado superior se ubican las industrias que obtienen productos muy elaborados que requieren una mano de obras especializada y tecnología especial (automóviles, barcos, fertilizantes, artículos de cuero, panificados, prendas de vestir, electrónica, medicamentos).
Para que todo esto funcione debe existir lo que se denomina industria soporte, que complementa el funcionamiento de las mismas (depósitos, elevadores, sistemas computarizados, generación de energía, asesoramiento industrial). Y en último lugar se ubican las actividades terciarias o de servicios, no menos importantes que las anteriores. Los bancos y sistemas financieros, las escuelas, las universidades, los hospitales y centros de salud, y entes gubernamentales, todos ellos completan el funcionamiento de la economía de un país o región. Destacamos aparte, pero los incluímos dentro de esta clasificación, a los transportes y las comunicaciones. Hoy se destacan por su rapidez y eficiencia, requisitos indispensables para que el proceso económico se desarrolle con éxito. En los transportes destacamos el papel de las naves de ultramar y cabotaje ( marinos y fluviales) en los transportes acuáticos; miles de toneladas de mercaderías son transportadas por un solo vehículo ahorrando tiempo y costos. Otro transporte que se destaca por el volumen de mercaderías transportado es el ferrocarril, el gran aliado de las masas continentales. Hoy las líneas férreas más importantes llegan de una punta a otra de continentes, uniendo puntos a miles de kilómetros de distancia.
El transporte aéreo tiene una mención aparte ya que día a día se logra avanzar en rapidez, confort y servicio. Los vuelos transpolares, como de jets que transportan varias veces su peso por varias horas, ha permitido acortar los tiempos de viaje y agilizarlos.
Las comunicaciones han logrado un desarrollo vertiginoso en cuanto a sofisticación y velocidad. Las comunicaciones a través de satélites que permiten unir puntos del planeta, hasta hace unos años en forma impensable, son una prueba de ello. Se han desarrollado las comunicaciones en base a sistemas digitales de telefonía, que reducen notablemente el tiempo empleado para realizarlas.

¡Dejanos tu comentario!